domingo, 24 de marzo de 2013

La reflexología podal.

La reflexología podal es una terapia manual, basada en la práctica del masaje en las zonas reflejas del pie, que representan a todos los órganos y las partes del cuerpo, transmitiendo bienestar a distancia, mediante la presión de estos puntos.

Masaje reflexo.


Es una verdadera práctica holística, tanto para aliviar problemas existentes, como mejorar la circulacióneliminar desechos y toxinasaliviar dolores... Como como para prevenir desequilibrios futuros, estimulando el flujo de energía. Además es una fuente de bienestar, por la relajación que produce.


Ciertos puntos de los pies reflejan tensiones, dolores y bloqueos relacionados con alguna parte del cuerpo. Al presionar estos puntos, dispersamos la energía retenida, que es la responsable del desequilibrio.

Zonas reflejas del pie.

Con la reflexología, actuamos sobre el conjunto de los órganos, la circulación sanguínea, el sistema linfático, endocrino y neurológico.


El protocolo a seguir es el siguiente:
La primera sesión consta de una charla para elaborar la ficha de cliente con la información sobre la salud, el estado físico y anímico... posibles problemas... Costumbres...
Después ya tumbad@ el/la cliente en la camilla, relajad@, se hará un masaje relajante de los pies para aliviar tensiones y tomar contacto. Una vez relajada la musculatura de los pies y piernas, se comenzará una evaluación para encontrar posibles puntos de tensión y así, programar las siguientes visitas si fuesen necesarias. 
En las siguientes sesiones, se realizará ya, todo el masaje reflexológico completo, que dura una media hora.